Bruxismo

El Bruxismo es un trastorno que normalmente ocurre durante el sueño nocturno. Se trata de una actividad completamente inconsciente que va a dañar las estructuras del diente, el periodonto, la musculatura, así como la articulación tanto de la mandíbula como del maxilar.

Bruxismo

¿Qué es?

El Bruxismo es un problema psico-neuro-muscular, en el que apretamos o rechinamos los dientes cuando dormimos. Se trata de un proceso en al que estamos inconscientes y resulta ser destructivo sobre las estructuras de los dientes.
Es una actividad parafuncional que puede dar lugar a varias lesiones orofaciales, como:
  • El desgaste de los dientes.
  • Lesiones periodontales.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular.
  • Dolor muscular

¿Causas del Bruxismo?

Las causas del bruxismo no están completamente claras, aunque parece deberse a varios motivos que pueden incluso estar asociados unos con otros. Entre ellos encontramos:
  • Maloclusiones en adultos que debido a una mala alineación de los dientes tanto de arriba como de abajo.
  • Factores psicológicos, desde ansiedad, el estrés, la tensión, hiperactividad, etc.
  • En los niños puede relacionarse con el crecimiento y el desarrollo. Estudios indican que aproximadamente el 30% de niños de entre 5 y 6 años sufren bruxismo. Aunque la mayoría de estos dejan de bruxar al cambiar a los dientes definitivos.
  • Algunas enfermedades como la enfermedad de Huntington o la enfermedad de Parkinson, la Apnea del Sueño, incluso efectos secundarios de algunos medicamentos como es el caso de los antidepresivos.

Preguntas Frecuentes

Los síntomas generales van desde el cansancio de los músculos de la masticación, el desgaste y una mayor sensibilidad de los dientes, y asociado a todo ello, puede aparecer el dolor de cabeza, de cuello, hombros y por supuesto insomnio.
Existen hoy en día varios tratamientos para el bruxismo dental, en el que que se incluyen fundamentalmente la férula dental o medicamentos, aunque ninguno de ellos ha resultado ser totalmente efectivo. Por ello, es importante encontrar un tratamiento completamente eficaz. Las toxinas botulínicas, exotoxinas purificados de Clostridium botulinum, han sido utilizados para numerosos trastornos neuromusculares. Estas toxinas pueden inhibir la transmisión neuromuscular, lo que justifica su aplicación clínica en el tratamiento del bruxismo.
Bruxismo diurno: La persona a veces es consciente del bruxismo y otras no. Esta asociado con situaciones de estrés y ansiedad.
del sueño o nocturno: Normalmente la persona no es consciente del problema, hasta que el dentista lo detecta por los signos en los dientes.

Solicite una Cita

Solicitar Cita online